CÓMIC PARA TODOS

‘La última aventura’, de Josep Busquet y Javi de Castro

Portada_LaUltimaAventuraEditorial: Dibbuks.

Guión: Josep Busquet.

Dibujo: Javi de Castro.

Páginas: 120.

Precio: 16 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Enero 2015.

Una buena historia de aventuras nunca pasa de moda. Pero es que La última aventura no es exactamente lo que parece. ¿Y qué parece? Pues un homenaje en toda regla al género que rinden con esta novela gráfica Josep Busquet y Javi de Castro. Lo es, ojo, sólo que no como parece ir apuntando durante parte del volumen. Porque, como es lógico, hay una mirada nostálgica hacia el género y hacia sus protagonistas más característicos, arquetipos que versionan a su antojo y en formas que ya indican por dónde van sus intenciones, como también hay un reconocimiento al espectador de los viejos seriales y películas que casi todos llevamos dentro. Pero La última aventura va torciéndose poco a poco y convirtiéndose en algo completamente diferente, en un divertido y maquiavélico relato en el que Busquet va desmontando los mitos de este particular universo de una forma progresivamente más descabellada y divertida según pasan las páginas y De Castro se divierte con las diferentes narrativas que le propone el guión, homenajes en sí mismo a estas historias, y con el retrato de unos personajes carismáticos que se aprovechan del diseño claro y esquemático que plantea el ilustrador. Y cuando llega la última página en realidad sí ha llegado a ser la aventura pura que se anticipaba en el título y en la presentación, una aventura contemporánea, lejos del brillo de los clásicos y más cerca del descreimiento actual.

Puede que hasta el ecuador de La última aventura, Busquet intriga. Sobre todo intriga, porque va dejando pinceladas, saltando en el tiempo, tocando todos los elementos que forman el cuerpo central del género aventurero… y llevando así al lector a terrenos difícilmente imaginables ya en la segunda mitad del tebeo. Lo que destaca en el guión es la habilidosísima mezcla de elementos. Primero, por los diferentes personajes que forman el peculiar grupo que se forma. Después, por el espléndido manejo de los flashbacks, que en buena medida son los que van construyendo la historia y forjando ese misterioso presente en el que todos los protagonistas se reúnen. Y además porque hay una apasionante dicotomía entre el mundo de ficción y la realidad, entre ese brillante pasado en celuloide en blanco y negro con todos los derivados de publicidad y marketing que se van exhibiendo en el libro y la oscura transformación de todos los personajes. En el fondo, reina en La última aventura un pesimismo divertido, una advertencia contra la nostalgia y la ingenuidad que durante tantas décadas marcó el entretenimiento y la aventura, dando a entender que es algo que forma parte del pasado o, al menos, de los engaños a los que los incautos espectadores nos entregamos sin reserva. En cualquier caso, incluso desde esa ingenuidad, ¿quién no ha pesando que no todo era como nos lo mostraban en la pantalla y en las revistas?

Busquet da respuesta a eso y encuentra un aliado espléndido en Javi de Castro. Con la enorme cantidad de proyectos que va publicando el guionista y los estilos tan diferentes de los dibujantes con los que trabaja, que siempre parezca acertar con el tono que le da cada ilustrador a sus historias hay que apuntárselo en los puntos a favor. El principal triunfo de De Castro está en lo bien que se adapta a los formatos con los que va explorando la historia, el blanco y negro del cine de serie B, el color acartonado de los cromos, el papel cuché, el bitono del cómic porno, el punteado del tebeo clásico o las interferencias del vídeo de seguridad, todo está pensado con acierto y plasmado con inteligencia para que la narración sea todavía más divertida y sorprendente de lo que sería planteada en el guión. Y sus personajes, aún partiendo de un trazo sencillo, son tremendamente expresivos. De hecho, es particularmente sobresaliente la evolución que hace de algunos de ellos para reflejar esa transición entre sus días de gloria y el fracasado presente. La última aventura acaba siendo así un relato tan cargado de nostalgia como de cinismo. Esa frontera no es fácil de bordear, pero tanto Busquet como De Castro lo consiguen en sus respectivos apartados y firman un tebeo original, sorprendente y, por qué no decirlo, un poco bestia en la mejor de sus acepciones.

El volumen no tiene contenido extra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada en 11 febrero, 2015 por en Cómic, Dibbuks, Javi de Castro, Josep Busquet y etiquetada con , , .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 331 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: