CÓMIC PARA TODOS

Entrevista con Miki Montlló sobre ‘Warship Jolly Roger’

10330473_679082535491613_5842499985946703352_nHace unos meses se publicó en España el primero álbum de Warship Jolly Roger (aquí, su reseña), una space opera, ciencia ficción entretenida y que a simple vista ya despertaba la curiosidad del lector por el estilo digital de su ilustrador, Miki Montlló. Hemos tenido la ocasión de hablar con él, del papel que ha jugado en el resultado final de su primer cómic completo su experiencia previa en otros terrenos como la animación o los videojuegos, de qué ciencia ficción le ha influido para este relato, de cómo trabaja delante del ordenador y de la importancia del color en el proceso y, por supuesto, de sus planes para el futuro más indmediato… que pasan como no podía ser de otra forma por los dos álbumes de Warship Jolly Roger.

Después de colaborar con Sylvain Runberg en un álbum de Orbital, este es tu primer gran trabajo en el mundo del cómic. ¿Qué sensaciones te ha dejado?

Pues una mezcla bastante curiosa: de entrada, la satisfacción de haber hecho algo que siempre había querido hacer y por otro lado la sensación de “¿y ahora qué?”. Supongo que uno tiene una visión idealizada de sus objetivos a cumplir, pasas años imaginando como sería vivir haciendo cómics, y cuando finalmente lo haces, te das cuenta de que es un curro más, donde hay que levantarse pronto y todo eso, y a veces no hay ganas de trabajar o no salen las cosas como esperas, pero cuando después alguien te viene y te dice que has hecho un buen trabajo, que ha disfrutado de la lectura, pues sientes que vale la pena. El cómic me parece una disciplina artística muy exigente pero engancha mucho, de un modo un poco masoquista quizás. ¡Ey, pero muy contento eh!

Has hecho bastante animación y has trabajado también en el mundo de los videojuegos. ¿Es complicado dar el salto a las viñetas desde ese medio o te sirve mucho esa experiencia previa?

Para mi fue muy complicado. Básicamente, en otros medios como los que tu comentas eres parte de un proceso, donde normalmente realizas un trabajo muy específico. En mi caso, me especialicé mucho en pintar fondos para videojuegos, películas y series, trabajé mucho para publicidad, campañas, storyboards, etc… Eso me dio una cierta confianza en cuanto a trabajar con el color digital prescindiendo muchas veces de un boceto previo. Supongo que empecé a hacerlo así porque para que la cosa fuera rentable solía tener varios trabajos a la vez y necesitaba ser rápido. Aunque sabia que la narrativa en el cómic era un mundo muy complicado que no sólo se podía abordar con un buen acabado visual, y eso me daba mucho respeto. Y supongo que también había cierta presión auto infringida por el hecho de ser la primera vez que me encontraba en un trabajo del que seria cien por cien responsable, mi nombre en la tapa y una distribución muy amplia. Hubo muchos intentos fallidos, no quería sacar un cómic del que no estuviera medianamente satisfecho, de hecho, el que podéis leer es el cuarto intento: antes que ese hubo un guion escrito por mi amigo Javi Aznarez (dibujante de Les Pigeons Verts) y mío que quedó por el camino, dos storyboards completos del cómic entero que fueron a la basura, un montón de páginas acabadas que yo mismo me encargué de destruir y diseños que jamás salieron en el cómic terminado. Otro problema que tuve es que yo era terriblemente caótico en cuanto al proceso, no planificaba nada. Quitaba una viñeta por aquí, cambiaba un plano por allá, y nada acababa de funcionar. No fue hasta que empecé a ser un poco más ordenado que las páginas empezaron a funcionar por si mismas. En ese sentido, las ocho páginas que hice para el álbum colectivo de Orbital me ayudaron mucho. Me preocupaba y me preocupa mucho que los cómics no se lean bien.

Viendo el aspecto final de Warship Jolly Roger, muchos se preguntarán cuánto hay de lápiz y cuánto hay de ordenador en tu trabajo. ¿Cómo es el proceso habitual que sigues para realizar una viñeta?

Pues no hay absolutamente nada de lápiz, es digital cien por cien. Da un poco de pena no tener original, pero para mí es mas práctico. Además, no tengo escáner. Ahora suelo trabajar en bloques de 6-8 paginas. Primero, me leo el guion de la secuencia un par de veces y empiezo a pensar en el tono que debería tener. Después hago un storyboard muy rápido que sólo entiendo yo, donde especifico con monigotes el ángulo de cámara, los personajes que aparecen en cada viñeta y los textos que debe haber. Una vez tengo esto, hago unas cuantas pruebas con la composición de página hasta que doy con la que me gusta. Luego monto la página con los márgenes, viñetas, textos y globos en Photoshop, todo en alta calidad. Después dibujo cada viñeta, normalmente hago una perspectiva muy básica o ni eso y aboceto los personajes. Los fondos los improviso bastante con el color en la gran mayoría de casos. A continuación entinto todos los personajes y les doy un color plano muy básico (de hecho, de esto se encarga otra persona, Marc Pérez) parecido al que se da en animación. Por último empiezo a construir los fondos a color y al mismo tiempo voy integrando los personajes en él iluminándolos y cambiándolos de tono para adaptarlos a la secuencia. Para eso normalmente me hago unos bocetos de color para cada secuencia antes, indicando los tonos, la iluminación y el ambiente en general. El proceso de color normalmente se alarga bastante ya que le meto mucho detalla a cada viñeta. Estoy intentando dejarlo pero no me resulta fácil. Y a partir de ahí trabajo en cada pagina hasta que me harto de verla.

Efectivamente, me gusta mucho la textura que das a la historia con el color, sobre todo en los flashbacks, y muchas veces no se valora tanto esa faceta del proceso. ¿Cómo lo ves tú? ¿Tomas las decisiones sobre el color mientras dibujas o después?

¡Gracias! Normalmente tengo una idea bastante general de cómo lo voy a hacer, y sí, a mi también me parece muy importante el tono que el color le da a una historia, por eso intento hacer algo parecido a lo que llaman color script en animación, es decir, instrucciones detalladas de qué color y ambiente va a tener cada secuencia. Me parece un elemento narrativo tan importante como el dibujo.

El diseño de los cuatro protagonistas me parece bastante original dentro del género. ¿Tuviste mucha libertad para hacerlos a tu gusto o recibiste muchas indicaciones de Runberg?

Libertad total. De hecho, este proyecto lo empecé en mis ratos libres de mi época de freelance, allá por el 2008 y Sylvain entró en él más tarde, en 2012, contratado por Dargaud. A mi me rondaba la idea de hacer un cómic algún día, y empecé a dibujar unos personajes bastante arquetípicos que pensé que podrían funcionar bastante bien juntos. Los primeros bocetos distaban en cuanto a estilo y acabado de los que acabaron saliendo en el cómic, pero ya tenían una personalidad definida. Cuando Sylvain entró como guionista más tarde jamás me pidió un solo cambio en mis diseños ni en el apartado gráfico del cómic, es más, entendió muy bien qué papel representaría cada uno en la historia que se iba a desarrollar, y siempre le agradeceré que fuera tan respetuoso en ese aspecto.

Warship Jolly Roger es una space opera. ¿Se puede dar por asumido que te gusta la ciencia ficción? ¿Cuáles fueron tus referencias antes de ponerte a dibujar el álbum?

Claro, ¡siempre me ha encantado la ciencia ficción! Desde pequeño siempre tuve mucha afición por el genero fantástico, las historias sobrenaturales, el terror, robots, monstruos, vampiros, el espacio… creo que me aburría mucho ir a la escuela, y en casa me entretenía mucho leyendo historias que me evadieran un poco, a ser posible que fueran bien raras y que contuvieran algún elemento de ciencia ficción. De hecho, leía bastantes más libros que cómics. Leí a casi todos los clásicos: Arthur C.Clarke, Bradbury, Philip K.Dick, Asimov, Stanislaw Lem, Ballard, HG Wells, Orwell, por supuesto Aldous Huxley… disfrutaba mucho leyendo. Además, mi hermano mayor, que me lleva diez años, era muy aficionado a los temas del espacio y siendo muy pequeños nos obligó a mi hermano pequeño y a mí a ver Aliens una noche que mis padres no estaban en casa, a todo volumen. Me aterrorizó pero al mismo tiempo aluciné. También recuerdo que tenia muchos ordenadores en casa (él era informático por aquel entonces) y me explicó que colaboraba en el proyecto SETI de búsqueda de vida extraterrestre con ellos, donde prestabas parte de la capacidad de tu ordenador a la NASA para rastrear el espacio en busca de señales radiofónicas de origen desconocido. Todas estas cosas me influyeron bastante y me hicieron siempre tener mucha curiosidad por saber qué hay mas allá de nuestra limitada visión del mundo. Vivimos en una época bastante interesante en ese aspecto, todas las nuevas teorías sobre universos paralelos, el progreso tecnológico, la exploración espacial y todas esas cosas están evolucionando muy rápido y me interesa mucho como afectan a la mentalidad de la gente.

Casi toda tu todavía corta trayectoria la has desarrollado fuera de España. ¿Por elección o por obligación dado el estado del mercado español? ¿Es tan utópico pensar que se pueda hacer y publicar en España un tebeo como éste y que sus autores puedan vivir de ello?

Fue mas por obligación que por otra cosa, pero la verdad es que siempre quise viajar, conocer un poco de mundo y trabajar fuera. Lamentablemente, debo decir que en general me he sentido mejor tratado fuera que en España, salvo algunas honrosas excepciones. Por no hablar de los salarios. Antes de la crisis la cosa ya no estaba bien, pero por lo que oigo últimamente, parece que la cosa ha ido a peor. Grandes editoriales que convocan concursos donde el premio es simplemente utilizar tu trabajo comercialmente como portada para el libro de un escritor@ famos@. Ellos se llevan el dinero, tú te promocionas. O lo que ocurrió hace poco en El Jueves con la portada censurada. No sé, parece que en España no se ha sabido terminar de entender que la cultura es algo importante, no un pasatiempo. Por lo que yo sé, la animación, el cómic, la música, el teatro, todo está mal. Veo gente que trabaja mucho y que ama lo que hace y que no reciben ninguna compensación por ello, una lástima. Aun así soy optimista, creo que la gente de mi generación puede cambiar eso y lo cambiará. Internet ha borrado muchas fronteras, y es mucho mas fácil estar en contacto con los colegas para asociarse o incluso trabajar para el extranjero desde casa, y creo que la gente empieza a entender que el trabajo de dibujante se paga, como cualquier otro. Pero tenemos que defender el valor del trabajo.

¿Cómo van los otros dos álbumes de Warship Jolly Roger? ¿Cuándo los veremos? ¿Y qué nos puedes adelantar de tu trabajo en ellos?

Bien bien, termino el segundo álbum estas Navidades y en nada empezamos a discutir ideas para el tercero con Sylvain. Todavía hay que negociarlo con Dargaud, pero vamos, que se hará durante el año que viene lo más seguro. Así que, si todo va bien, segundo álbum a principios de 2015 y tercero a principios de 2016. Os puedo adelantar que en el segundo hay mucha más chicha que en el primero, tanto a nivel de guion como a nivel gráfico. Al estar las presentaciones de los personajes hechas, nos metemos en la historia mucho mas rápido y tenemos tiempo de que los personajes evolucionen en más profundidad. En este álbum el personaje de Trece tiene mucho protagonismo y estoy disfrutando mucho dibujándolo, espero que se transpire en las páginas. Me he sentido bastante mas cómodo con los personajes, creo que son mas expresivos y actúan mejor y el estilo se ha ido definiendo cada vez mas.

Y para terminar, ¿cuáles son tus proyectos más inmediatos? ¿Qué cómics con dibujo de Miki Montlló vamos a poder leer pronto?

Pues terminar estos dos álbumes que quedan y después continuar con un par de ideas que tengo que poco a poco van tomando forma, los dos son proyectos de cómic, uno de ellos relacionado con el universo Jolly Roger (sería un spin-off de uno de los personajes principales del álbum, donde la idea es escribir historias cortas y que las dibujen otros) y el otro sería un one-shot escrito y dibujado por mí, que tendría mucho que ver con la música. Pero todavía es muy pronto para todo eso, quiero concentrarme todo lo posible en el álbum y pico que me queda y terminar esta serie lo mejor posible.

_____________________

Miki Montlló nos ha cedido además dos imágenes sobre Warship Jolly Roger que podéis ver en nuestro Facebook (aquí y aquí), la primera página del segundo volumen y cómo han ido cambiando los personajes principales, ilustración que él mismo nos comenta: “Una muestra de la evolución de los personajes a lo largo de los años. Han estado muy influenciados por los trabajos que estaba haciendo en cada momento y en el que se puede apreciar el intento de simplificar, sobre todo en cuanto al color, con tal de poder adaptarlos al medio del cómic”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada el 8 septiembre, 2014 por en Entrevista, Miki Montlló, Norma.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 276 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: