CÓMIC PARA TODOS

‘Los muertos vivientes’ 9, de Robert Kirkman y Charlie Adlard

9788467488517Editorial: Planeta DeAgostini.

Guión: Robert Kirkman.

Dibujo: Charlie Adlard.

Páginas: 136.

Precio: 7,50 euros.

Presentación: Rústica.

Publicación: Febrero 2010.

La descarnada brutalidad del octavo volumen de Los muertos vivientes (aquí, su reseña), que no tuvo nada que ver con el papel de los zombis en esta dramática historia, deja paso a un escenario nuevo en este noveno, Aquí permanecemos. De nuevo, el título da la clave de esta fase de la epopeya apocalíptica de Robert Kirkman, que más que nunca se convierte en un relato de supervivencia. Lo ha sido desde el primer número, pero casi siempre Kirkman introducía elementos para la esperanza. Este escenario que plantea, el que acoge la primera parte de este volumen, es completamente nuevo. El grupo se ha roto, Rick está enfermo como consecuencia de las heridas recibidas en los volúmenes anteriores y el protagonismo recae en su hijo, Carl. Hasta ahora en un modesto segundo plano, el chico aporta un dramatismo espléndido a la historia, ofreciendo un nuevo punto de vista y dando frescura a la fórmula. El espléndido dibujo de Charlie Adlard, siempre espectacular cuando procede pero mucho mejor cuando le toca mostrar con sus lápices lo que pasa por la cabeza de cada personaje, completa un nuevo y magnífico paso en Los muertos vivientes.

El pico emocional que supuso el final del octavo volumen, Creados para sufrir,no le ponía fácil a Kirkman la continuación de su historia, pero da de nuevo en el clavo. Domina como pocos el cambio de ritmo y el juego con elementos muy diferentes que no rompan la esencia de la serie, y añade elementos muy pegados a la realidad para explicar la más fantástica de las historias. No está de más recordar, como en cada volumen, que Los muertos vivientes no es una historia de zombis, sino de personas normales en un mundo en el que los no vivos son una amenazadora mayoría. Por eso es tan espectacular comprobar la forma en la que Carl madura a base de tragedias. O como Rick afronta la pérdida que ha sufrido. O, aún más, cómo ese trasfondo de muertos vivientes sigue dando juego sin caer en la repetición, recuperando personajes ya vistos e introduciendo nuevos de una forma nada forzada y muy natural. Y todo ello con el habitual magnífico uso del cliffhanger al final de cada episodio. Aunque estos volúmenes recopilatorios no separan cada uno de los números que contienen, no es difícil ubicar el final de cada uno de ellos en la lectura continuada, porque es donde a Kirkman le gusta dejar sus mayores golpes impactantes.

En ese aspecto es clave el acierto que suele demostrar Kirkman a la hora de elegir a sus dibujantes. Llegados a este punto, casi parece increíble que Charlie Adlard no fuera el primer y único ilustrador de Los muertos vivientes, porque el suyo es un trabajo espléndido que, además, se reconoce como parte de la serie desde el primer vistazo. El carisma del relato no viene sólo de la espléndida fábula oscura pero terriblemente humana que va creando Kirkman, sino de la forma en que Adlard la pone en imágenes. El cliffhanger es, probablemente, lo que más llame la atención también en el trabajo del ilustrador, pero ni mucho menos lo mejor que ofrece. Su gestión de los silencios, la forma en la que construye las escenas más íntimamente dramáticas y la forma en que hace encajar los diálogos es lo que realmente hace de ésta una historia humana. Porque el terror de los zombis es más fácilmente capturable, incluso aunque sea también obligado destacar cómo retrata la violencia descarnada que hay en sus escenas. Los muertos vivientes avanza así manteniendo su característica más esencial: sigue dejando con ganas de más. Para valorar esa sensación no hay que olvidar que en este volumen se interna la lectura en el quinto año de publicación de la serie.

El volumen incluye los números 49 a 54 de The Walking Dead, publicados originalmente por Image Comics entre mayo y octubre de 2008. La misma editorial publicó este volumen recopilatorio, Here We Remain, en enero de 2009. No tiene ningún contenido extra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada el 22 mayo, 2014 por en Cómic, Charlie Adlard, Image, Los muertos vivientes, Planeta DeAgostini, Robert Kirkman.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 309 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: