CÓMIC PARA TODOS

‘Superman. El Hombre de Acero’ 6, de John Byrne

GAS_byrne_superman_num6Editorial: ECC.

Guión: John Byrne.

Dibujo: John Byrne, Mike Mignola, Rick Bryant y Jerry Ordway.

Páginas: 176.

Precio: 17,95 euros.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Diciembre 2013.

Si hay algo que destaca en la etapa de John Byrne al frente de las series de Superman es que supuso una reescritura completa de sus mitos. Entre otras aventuras, este sexto volumen de la espléndida reedición de ECC dentro de su colección de Grandes autores de Superman incluye El mundo de Krypton, una miniserie de cuatro números que traza la historia del planeta natal de Kal-El hasta llegar al conocimiento que el propio Superman tiene en la Tierra sobre su pasado. Puede que su interés sea más histórico que narrativo, que tenga más valor por ser una ambiciosa postal sobre Krypton que por ser una obra verdadera e indiscutiblemente brillante, pero eso basta para justificar su lectura, porque forma parte de la mitología del Hombre de Acero y es una clara muestra de ciencia ficción que sólo abraza el género de superhéroes parcialmente en su último número, cuando Superman aparece en escena. Es difícil calibrar en su justa medida el carácter rompedor de algunas de las ideas de Byrne en este relato, no sólo ya dentro de la historia de Superman sino incluso en la de la ciencia ficción, pero su oficio para construir una historia tan interesante como amena es indiscutible.

En El mundo de Krypton, Byrne se limita a dejar su sello como guionista, dejando la parte gráfica a Mike Mignola y Rick Bryant. El primero hace los bocetos, el segundo los acabados. Y sin desmerecer el trabajo del segundo, es inevitable pensar cómo habrían sido Krypton y Superman si Mignola hubiera realizado las ilustraciones al completo. La serie queda como un buen trabajo por su estructura, en cuatro momentos temporales diferentes, siendo cada uno de ellos significativo para trazar un relato verosímil de la historia y de la sociedad de Krypton. Y es que no es sólo un muestrario de vestuario y arquitectura, que sería en todo caso atractivo en sí mismo, sino que la apuesta es la de crear unas normas de convivencia y un relato histórico que sirva para explicar por qué Jor-El acaba enviando a su hijo a la Tierra. Quizá su defecto está en que engancha más todo ese entorno que la misma historia de los personajes, sobre todo en los dos primeros números, donde puede que haya demasiada lejanía afectiva con respecto a la figura de Superman, algo que se solventa con la entrada en escena de Jor-El primero y de Clark Kent y su superheroico alter ego después. En todo caso, una buena historia para profundizar en la mitología adherida a Superman.

Además de El mundo de Krypton, el volumen incluye dos historias que hablan de la versatilidad de Byrne. En la primera, autoconclusiva, el autor norteamericano reintroduce al Juguetero, aunque el relato casi sirve más al propósito de seguir desarrollando al Lex Luthor moderno. Y en las páginas finales de ese número arranca la historia de Superman que se ubica dentro de Millennium, el gran crossover de DC en el año 1988. Aún con las limitaciones que se derivan de escribir parte de un cuadro mucho mayor, y demasiadas veces inabarcable para el lector, Byrne encuentra momentos de bastante interés al mezclar tres elementos muy diversos. Por un lado, Samallville y Lana Lang como ganchos para Superman y seguir profundizando en su pasada y en su presente. Por otro, los Manhunters protagonistas de la saga aunque surjan de rincones ajenos a Superman. Y finalmente la presencia, siempre estimulante cuando es un personaje bien escrito, del Espectro. En el último número, después del que ilustra Jerry Ordway, Byrne se luce como dibujante en la secuencia sin color con la que muestra el mundo de los muertos. Sin impactar tanto como al principio, el Superman de Byrne sigue brillando.

El libro incluye los cuatro números de World of Krypton, publicados por DC Comics entre diciembre de 1987 y marzo de 1988, y el número 13 de Superman, el 436 de The Adventures of Superman y el 596 de Action Comics, todos ellos de enero de 1988. Como contenido extra aparecen las portadas originales, todas ellas de John Byrne salvo la del número de The Adventures of Superman, realizada por Jerry Ordway, el prólogo a El mundo de Krypton de Paul Kupperberg y un artículo final de Fran San Rafael.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 21 marzo, 2014 por en Cómic, DC, ECC, Jerry Ordway, John Byrne, Mike Mignola, Rick Bryant, Superman.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 245 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: