Cómic para todos

‘Museo’, de Carlos Rioja y otros

museo-cubiertaEditorial: Autoedición.

Guión: Carlos Rioja, Paula García, Cecilia Ocón, Jonathan Lara, Alicia Kraunik, Ernesto Duarte, Jonás Aguilar y Ángela Cuellar, José Andrés Valenzuela, Pablo Melcón, Ulises Lafuente, Samuel Pozo.

Dibujo: Carlos Rioja, Paula García, María Peláez, María Brome, Alicia Kraunik, Ernesto Duarte, Jonás Aguilar y Ángela Cuellar, José Andrés Valenzuela, Pablo Melcón, Ulises Lafuente, Samuel Pozo.

Páginas: 88.

Precio: 10 euros (más gastos de envío).

Presentación: Rústica.

Publicación: Febrero 2014.

Cada vez es más habitual que los webcómics acaben dando el salto al libro físico, pero pocos lo han hecho de la original manera que Carlos Rioja ha encontrado para que El artista y la musa pueda llegar a las manos de sus lectores y no sólo a sus pantallas. Museo, que así se titula el libro, reúne a catorce autores en los doce capítulos de que consta la historia. Si El artista y la musa es la historia de un dibujante un tanto vago y la mujer capaz de inspirarle, normalmente manteniendo conversaciones pequeñas, simples y muy cotidianas, Museo es una historia algo más fantasiosa en la que ella, de la mano de su artista, tiene que pasar una serie de pruebas para convertirse oficialmente en musa. Cada una de esas pruebas forma un capítulo que está realizado por un autor diferente. No sólo es una historia original y nueva que se ofrece a los lectores de El artista y la musa, sino que, además, es un magnífico escaparate para un puñado de jóvenes autores. Sólo por eso, ya sería un título a disfrutar. Pero además, dentro de una pretendida sencillez e ingenuidad que preside todo el relato, es una aventura divertida, emotiva y muy bien construida, lo suficiente como para prestar atención a los nombres de sus firmantes para esperar con agrado sus próximos trabajos.

Carlos Rioja actúa como maestro de ceremonias. Él es quien aporta el concepto central, quien introduce la historia y quien la despide, con el mismo estilo que ha desarrollado en El artista y la musa. A partir de ahí van rotando los autores, casi todos ellos con estilos cercanos aunque no idénticos (si algún lector duda, cada dibujante estampa su firma al final de sus páginas), muchos de ellos con influencias del manga y de los dibujos animados y añadiendo toques personales que hacen que la lectura sea mucho más amena. El mismo concepto de Museo como obra coral en la que cada autor o pareja de autores se encarga de un capítulo enriquece la idea y el resultado final. Paula García es la primera en coger el relevo de Rioja, dando ideas de por dónde va a ir la historia. A su trazo amable une un bonito uso de la música. Cecilia Ocón y María Peláez crean una bonita contradicción, con un guión más complejo y un dibujo más sencillo, una mezcla atractiva. Jonathan Lara y María Brome hacen uno de los capítulos más simpáticos y visualmente atractivos, con un gran trabajo de coloreado y dando protagonismo al artista por encima de la musa. Alicia Kraunik continúa la historia con un estilo cartoon y un espléndido juego de colores que enriquece su parte del relato.

Ernesto Duarte crea una de las pruebas para la musa más interesantes de toda la historia y muestra un estilo de dibujo personal, sencillo y eficaz. Jonás Aguilar y Ángela Cuellar llevan a los personajes a su terreno, narrativa y visualmente, simplificando formas pero acertando completamente en los aspectos más fantásticos de este segmento. La parte de José Andrés Valenzuela es la que más se vuelca en el humor, tanto en el guión como en el dibujo, funcionando muy bien tanto por separado como en el conjunto de Museo. Pablo Melcón es otro de los autores que destaca por el espléndido uso del color y, probablemente, deje las pinceladas más profundas en el guión. Para confirmar la magnífica diversidad del tebeo, el salto más radical lo da Ulises Lafuente, que opta por el guión más críptico y por un dibujo diferente y en blanco y negro. Y, finalmente, Samuel Pozo se divierte con el capítulo que habla de la dicotomía del alma humana. Con todos ellos, Museo se confirma como un experimento divertido y juguetón, como una bonita forma de dar el salto del webcómic al tebeo físico y creando un magnífico catálogo de nuevos autores que merece la pena conocer.

Museo se puede comprar a través del blog de El artista y la musa (aquí, el enlace directo a la página donde se pueden consultar los gastos de envío para todo el mundo), donde también se pueden ver las más de 200 tiras ya publicadas. El libro se completa con un portafolio que incluye bocetos de algunos de los autores que intervienen en Museo, ideas preliminares para la portada y dibujos realizados por otros autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 6 marzo, 2014 por en Autoedición, Cómic.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 230 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: