CÓMIC PARA TODOS

‘Star Wars. Las Guerras Clon’, volúmenes 1 y 2

GuerrasClonEditorial: Planeta DeAgostini.

Guión: John Ostrander, Haden Blackman, Scott Allie, Jeremy Barlow, Randy Stradley, Miles Lane, Welles Hartley.

Dibujo: Jan Duursema, Stephen Thompson, Tomás Giorello, Brian Ching, Brandon Bordeaux, HOON, Ramiro Montanez, Stacy Michalcewicz, Nicola Scott, Douglas Wheatley.

Páginas: 640 (volumen 1), 592 (volumen 2).

Precio: 40 euros cada volumen.

Presentación: Cartoné.

Publicación: Octubre 2011 (volumen 1), enero 2012 (volumen 2).

Siendo Star Wars una saga eminentemente cinematográfica, el desarrollo de ciertas etapas vinculadas a la franquicia se ha hecho especialmente en el universo expandido, y el cómic es una parte esencial de ese trabajo que ha contribuido a mantener la abundante base de aficionados que tiene el universo creado por George Lucas. Las Guerras Clon es uno de esos periodos y los dos volumen integrales con los que Planeta DeAgostini ha recopilado lo mejor de esa etapa publicado en los cómics de Dark Horse son una muestra imprescindible de lo importante que es el cómic para Star Wars. Ambos libros recopilan historias que acontecen entre El ataque de los clones La venganza de los Sith, segunda y tercera películas de la nueva trilogía de la saga galáctica, y configuran un apasionado recorrido por esta mitología, centrándose especialmente en los Jedi y sus creencias, aunque sin desdeñar otros aspectos de este rico universo de ciencia ficción, profundizando en la psicología de personajes ya conocidos y de otros propios de la expansión de la franquicia en el cómic. Ambos libros son una lectura esencial para todo aficionado a Star Wars y una magnífica puerta de entrada a este rico imaginario para quien no haya leído ningún cómic de la franquicia.

Las Guerras Clon evidencian un tono más oscuro que el de las series de televisión que han tratado esta etapa. En el primer volumen, especialmente John Ostrander y Haden Blackman consiguen dar coherencia a la historia, ofreciendo una suerte de versión definitiva de las Guerras Clon, al menos en lo que a las viñetas se refiere puesto que no hay un canon único. Saben explorar con acierto los rincones más ocultos de la psicología de sus héroes y de sus villanos, y expandir con mucho acierto la mitología de Star Wars, ofreciendo un gran espectáculo, diferente pero fiel al de las películas. Por encima de todos sus compañeros de lápices, Jan Duursema se convierte en la dibujante por excelencia de Star Wars por ser el que más espectacularidad ofrece en sus páginas, y especialmente acertada es su versión de Aayla Secura y Aurra Sing (su enfrentamiento, uno de los mejores episodios de este primer recopilatorio). Por ser el más diferente dentro de la unidad que preside todo el conjunto, también es destacable el trabajo de Brandon Badeaux (una más que interesante historia centrada en el Canciller Supremo Palpatine). También destaca la introducción en el cómic de Durge, personaje que debutó en la primera serie de dibujos de The Clone Wars.

En el segundo tomo de Las Guerras Clon son muchos los caballeros Jedi que encuentran su fatal destino, coincidiendo en el tiempo con el relato de La venganza de los Sith. Ostrander incluso se atreve a rescribir la batalla de Kashyyyk. El auténtico protagonista de este libro es Quinlan Vos, el Jedi al que más se hace coquetear con el Lado Oscuro. Vos es, en cierto modo, una versión más salvaje y directa de Anakin Skywalker. El propio Anakin muestra aquí su acercamiento al Lado Oscuro, especialmente en su enfrentamiento con la aprendiz de Dooku, Asajj Ventress, asesina que sirve también a Blackman para profundizar en la mente de Obi-Wan, obsesionado con encontrar a esta mujer y devolverla a la luz de la que se apartó. Obsesión es probablemente la historia más completa y compleja de este segundo volumen, pero también la más arriesgada, contando además con un dibujo espléndido de Brian Ching. Los ya veteranos guionistas de esta franquicia Ostrander y Blackman, pero también Randy Stradley en una breve y hermosa historia, exploran con acierto la mitología Jedi, cómo sienten la Fuerza y de qué forma les permite desempeñar su trabajo como protectores de la paz. Jan Duursema, otro de los habituales de los títulos de Star Wars realiza también un trabajo formidable e intenso.

Los dos volúmenes incluyen el material recopilado en las nueve entregas de Star Wars: Clone Wars (The Defense of Kamino, Victories and Sacrifices, Last Stand on Jabiim, Light and Dark, The Best Blades, On the Fields of Battle, When They Were Brohers, The Last Siege, The Final Truth y Endgame), publicados por Dark Horse entre julio de 2003 y el mismo mes de 2006, recogiendo material previamente publicado en diferentes títulos de la franquicia. Concretamente, los números 49, 50, 52 a 62, 65 a 77 y 79 a 83 de Star Wars. Republic, los ejemplares dedicados a Mace Windu, Shaak Ti Aayla Secura, Dooku y Yoda de la serie Star Wars. Jedi, los cinco números de la miniserie Obsession, el ejemplar del Free Comic Day de 2005 y el número unitario Star Wars. Purge, editados todos ellos entre julio de 2003 y febrero de 2006.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada el 17 enero, 2014 por en Cómic, Dark Horse, Jan Duursema, John Ostrander, Planeta DeAgostini, Star Wars.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 310 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: