CÓMIC PARA TODOS

‘Mercury’, de David Braña y Abel Cicero Hermo

Mercury2Editorial: Babylon.

Guión: David Braña.

Dibujo: Abel Cicero Hermo.

Páginas: 96.

Precio: 9,95.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Diciembre 2013.

Resulta difícil quitarle la razón a Víctor Santos cuando en su introducción de Mercury asegura que David Braña y Abel Cicero Hermo “quieren ofrecerte diversión, acción e intriga, buscando tus tripas pero sin renunciar a tu inteligencia”, porque es justo eso lo que el lector se va a encontrar en esta novela gráfica, quien sabe si número único o precursora de una saga más extensa. Justo esa es la sensación que deja al final de la lectura, el deseo de saber más, de volver al mundo de este particular personaje, un asesino de pelo rubio plateado víctima de una tragedia que le ha convertido en el hombre que es hoy. Y es que la historia de Mercury ahonda en todos esos aspectos que por separado gustan a tantos lectores: armas sofisticadas, asesinos peligrosos, misterios, venganzas, mujeres exuberantes, sexo, ciencia ficción y tecnología. Si todo eso aparece junto en la misma historia, la combinación ha de ser explosiva por fuerza. Braña sacude un poco la coctelera y Cicero le da forma para que el disfrute sea absoluto. Y sin apabullar al lector a pesar de que hay mucho que ver, que leer y que asimilar en las algo menos de 100 páginas de este libro.

La base que Braña utiliza para Mercury es un noir ligeramente futurista, con algunos tópicos arquetipos pero manejados con mucha habilidad para que nada parezca repetitivo o demasiado basados en modelos anteriores, incluso teniendo claro que hay influencias tan ineludibles como la de Blade Runner. Como ejemplo perfecto de lo que tiene que ofrecer esta novela gráfica, no hay más que detenerse en la primera escena. El protagonista, duro, inmutable, despiadado y profesional, mostrando de qué es capaz. ¿Tópico? Sí, puede que sí. Pero qué bien funciona y que distinto parece a cuando otros personajes se basan en ese tópico. Eso se debe a que Braña maneja con mucho acierto los códigos del género y a que mueve con mucha habilidad las fichas que dispone sobre el tablero, la historia del personaje con sus acertados flashbacks, los misterios que se van planteando y que deja abiertos al final de esta historia, los personajes secundarios que se muestran indispensables para comprender su universo. Ahí destaca Lila, la hija de Mercury, un personaje fascinante que habla muy bien de la mayor profundidad que tiene este mundo de violencia, sexo y venganza.

La opción lógica para esta historia era el blanco y negro, casi esencial para que el noir se entienda en toda su magnitud. Y Cicero mueve su detallado trazo con enorme habilidad en esos dos colores básicos. Sus viñetas con complejas y recargadas, con muchas líneas y pronunciadas sombras, pero nunca llegan a cargar. Más bien al contrario, invitan al lector a recrearse en los detalles (de las armas, de los cuerpos, de los escenarios…) sin que afecte a la personalidad de cada uno de los protagonistas o la narración, en la que hay atractivas coreografías y una forma muy sutil de alertar al lector del tiempo de cada escena (los flashbacks tienen una tenue aura blanquecina rodeando las viñetas). El poderoso blanco y negro que domina visualmente esta obra contrasta con el mundo de grises morales que va mostrando la novela gráfica, que atrapa al lector con una facilidad inmensa desde la primera escena hasta la última con un divertimento sin complejos y muy seguro de sí mismo. Mercury es un relato de género gozoso, divertido y con una colección de personajes sumamente atractivos en un mundo que se queda en la retina, del que se anhela saber más, del que se busca leer entre líneas para completarlo.

El libro incluye como contenido extra la mencionada introducción escrita por Víctor Santos, la creación de tres de las páginas de Mercury con su guión y su boceto previo, unos bocetos preliminares del personaje protagonista comentados por los dos autores y un pequeño portafolio de dos pin-ups ilustrados por Aurelio Moreno y Abel García. Mercury se vende exclusivamente en la tienda online de Ediciones Babylon (aquí, el enlace), con gastos de envío gratuitos.

Anuncios

Un comentario el “‘Mercury’, de David Braña y Abel Cicero Hermo

  1. Pingback: Más opiniones sobre Mercury, nuestro cómic noir futurista | Ediciones BabylonEdiciones Babylon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Información

Esta entrada fue publicada el 23 diciembre, 2013 por en Abel Cicero Hermo, Babylon, Cómic, David Braña, Novedades.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 306 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: