CÓMIC PARA TODOS

‘Lovecraft. Un homenaje en 15 historietas’

lovecraft_port-590x590Editorial: Diábolo.

Guión: Ángel Rodríguez, Álex Ogalla, El Torres, Jorge Cabrerizo, Vicente Navarro, Elchinodepelocrespo, Juan Aguilera, Luis NCT, Sirelion, Fátima Fernández, Juan Luis Iglesias, Jordi Alins, Manuel Mota, David Braña y Raíl Roben.

Dibujo: Ángel Rodríguez, Ernest Sala, Chema García, Med, Adolfo Usero, Mortimer, Juan Aguilera, Luis NCT, Sirelion, Paco Zarco, Álex Espert, Berta Laurín, Manuel Mota, Santiago Girón y Raíl Roben.

Páginas: 112.

Precio: 10,95 euros.

Presentación: Rústica con solapas.

Publicación: Noviembre 2013.

La influencia de H. P. Lovecraft en el género de terror es tan inmensa que antologías como ésta, Lovecfrat. Un homenaje en 15 historietas, son sencillamente un deleite para el lector y una extraordinaria puerta de entrada a su mundo terrorífico. La clave, además, está en lo que dice el título. Es un homenaje a Lovecraft, lo cual indica que no se trata en todos los casos de adaptaciones de sus macabros relatos, sino también historias que encuentran una base en las temáticas y preocupaciones del escritor norteamericano. Y aunque todo lo que hay en estas algo más de cien páginas encaja a la perfección en los mitos y las imaginerías lovecraftianas, el libro es igualmente un maravilloso repaso por diferentes formas de narrar y hacer cómics, de más de una veintena de autores españoles que entienden a la perfección los objetivos de este volumen y el particular universo de su inspirador. Hay que insistir una vez más en el carácter irregular de cualquier antología, pero dado que este libro se lee en un suspiro y disfrutando además muchísimo de todas y cada una de sus historias, hay que olvidarse de eso y simplemente disfrutar de un título altamente recomendable para los aficionados al género de terror e imprescindible para los lectores de Lovecraft.

Manuel Mota abre el libro con Lección de anatomía, una página sencilla pero claramente explicativa de lo que es Lovecraft. La locura de Marte, inspirado en La llamada de Cthulhu, es un muy buen guión de Álex Ogalla pero sobre todo tiene un espectacular dibujo de Ernest Sala. El Torres escribe una hermosa genialidad, De dónde vienen las ideas, para bucear precisamente en la imaginación de Lovecraft, con un muy efectivo dibujo de Chema García. En La lanza de Neptuno, Cabhur y Med ofrecen una tan descabellada como divertida mezcla entre el terror lovecraftiano y la actual lucha contra el terrorismo. Vicente Navarro y Adolfo Usero (su regreso aquí al mundo del cómic es una de las grandes noticias de este libro) ofrecen el relato de corte más clásico, Las ratas en las paredes, que además es la adaptación más fiel de un relato de Lovecraft, y también una delicia angustiosa y macabra. El legado de Enoch Bowen es el primer relato en color del libro que rompe el ominoso blanco y negro que ha presidido todas las páginas anteriores. Elchinodepelocrespo opta por un relato denso, con cartuchos de texto y sin diálogo que Mortimer ilustra creando una atmósfera muy macabra. Juan Aguilera sigue el esquema de la historia anterior, por la narración y por el color, en La transición de Juan Romero, una historia bella e inquietante.

Luis NCT consigue en Llegó de día algo en teoría complejo, que es relacionar a Lovecraft con el urbanismo desbocado de nuestra sociedad actual, y lo hace francamente bien gracias a un trazo desasosegante que explota en un clímax espectacular. El trato, de Sirelion, combina con bastante naturalidad a Lovecraft con la ciencia ficción. Fátima Fernández y Paco Zarco llevan al autor norteamericano nada menos que a un escenario madrileño y basado en sucesos muy concretos y reales en La mano de la diosa, con un final muy propio de Lovecraft. Juan Luis Iglesias y Álex Espert devuelven al libro el blanco y negro con El advenimiento de Nikto, un relato asfixiante, con una buena narrativa y un gran homenaje a la ciencia ficción más clásica. Jordi Alins y Berta Laurín optan también en Anfitrite por una narración muy propia de Lovecraft, en pasado y en primera persona, una buena historia de criaturas y de obsesiones. La huida, de Manuel Mota, es una de las historias más breves y sencillas, y quizá por ello también de las más clásicas y fieles al espíritu de Lovecraft. David Braña y Santiago Girón hacen un Goteo una atractiva actualización  de los mitos del autor homenajeado. Y cierra el libro Raíl Roben con Las ratas del cementerio, un muy macabro relato, quizá el más opresivo del libro, que encaja perfectamente en el conjunto pese a ser una adaptación de un cuento no de Lovecraft sino de Henry Kuttner.

El libro incluye como contenido extra el artículo Lovecraft en los cómics, escrito por Manuel Mota, que repasa las mejores adaptaciones en viñetas de los cuentos de terror del autor norteamericano. El autor de la portada del volumen de Diábolo es Santipérez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Información

Esta entrada fue publicada el 19 diciembre, 2013 por en Cómic, Diábolo, H. P. Lovecraft, Novedades.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 331 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: