Cómic para todos

‘Arrow’, primera temporada

216504-arrow-arrow-posterReparto: Stephen Amell, Katie Cassidy, Colin Donnell, David Ramsey, Willa Holland, Susanna Thompson, Paul Blackthorne, Emily Bett Rickards.

Número de episodios: 23.

Duración por episodio: 43 minutos.

Arrow es y no es Green Arrow, el conocido arquero procedente de los cómics de DC. La serie está basada en ese mundo, utiliza muchos de sus nombres y se convierte en un agradable aunque no demasiado fiel carrusel de personajes de la editorial, pero la esencia no es la de lo que ha sido Oliver Queen, más conocido como Green Arrow, desde que apareció en un cómic allá por el lejano 1941. Está mucho más cerca de la versión de los nuevos 52, el universo DC reiniciado en 2011, aunque sólo sea por la juventud de su protagonista, y de una versión más oscura de Smallville. Aclarado este matiz, se puede entrar a valorar lo que es realmente la serie en esta primera temporada: un producto entretenido, algo enrevesado en ocasiones y que intenta beber, de una forma nada velada y aunque lejos de su resultado, de la reconstrucción de la noción de superhéroe urbano que propuso Christopher Nolan en su trilogía sobre Batman.

La serie se narra en dos tiempos. Oliver Queen ha estado oficialmente muerto durante cinco años, un tiempo que pasó en una isla pretendidamente desierta tras el accidente de un yate en el que murieron su padre y Sara, la hermana del amor de su vida, Laurel, a quien estaba engañando con ella. La primera de las acciones es la del presente, el regreso de Oliver a Starling City (¿por qué no Star City como en el cómic?), y las apariciones de un vigilante enmascarado al que, por desgracia para los aficionados al cómic, nunca se llega a llamar Green Arrow (salvo para hacer un guiño cómico en un episodio). El segundo escenario es la isla en la que está atrapado Oliver Queen, lejos de estar desierta como ha hecho creer al mundo tras su reaparición y que sí puede recordar demasiado a Perdidos como para que sirva a los propósitos identitarios de la serie. En los primeros episodios parece haber una conexión temática entre los dos tiempos, pero finalmente lo que acontece en la isla se acaba convirtiendo en una segunda narración secuencial que, al final de la primera temporada, queda en suspenso.

Es evidente que esa segunda línea es esencial para explicar el cambio de Oliver, de joven adulto malcriado e inútil a máquina de matar vengativa según los dictados que le marca el libro legado por su padre como continente de los enemigos de su ciudad. Pero es también evidente que el punto fuerte de la serie no está ahí, sino en su acción urbana, más violenta que de costumbre en productos de esta índole (este vigilante mata). En ese sentido, Arrow funciona notablemente bien. Las tramas son correctas, los enemigos están bien trabajados, e incluso es fácil evitar la sensación de ya visto que dejan algunos detalles (la necesidad de que Arrow cuente con un equipo, que el ambiente sea demasiado elitista y que no se note la pobreza a la que se alude en ciertas zonas, o el demasiado cambiante triángulo amoroso), gracias a que la acción está bien llevada y a que todo desemboca en un clímax atractivo, bien orquestado incluso por encima de sus partes más lentas y que, cerrando el círculo, tiene ciertas similitudes con lo que Nolan ofreció en Batman Begins.

Es importante hacer notar que en esa amalgama de influencias, el cómic de DC han sido una más, pero no la más importante. No lo es ni siquiera en el personaje de Arrow, cuya ideología política y social no se empieza a vislumbrar, y se agradece mucho, hasta el último tercio de esta primera temporada, pero menos aún en sus estrellas invitadas. Aunque al espectador ocasional no le afectará lo más mínimo, la presencia de Laurel Lance como interés romántico de Oliver es una decepción. Dada la coincidencia del nombre del personaje con el de la Canario Negro del cómic (heroína recuperada en las últimas décadas como parte esencial de la atractiva franquicia que era Aves de Presa y que en las viñetas llegó a contraer matrimonio con Oliver), fue desilusionante comprobar que no era el mismo personaje y que, en realidad, tampoco es tan esencial en muchos momentos de la serie más que como excusa. Lo mismo sucede con la presencia de otros personajes de DC que cogen algo, el nombre, la apariencia, algún rasgo, pero normalmente no el espíritu del héroe o villano ya conocido. Así, desfilan por Arrow la Cazadora, Deathstroke, Luciérnaga o Vértigo, pero en muchos casos es difícil encajarlos en el referente del cómic.

Sin esa identificación tan directa, y  sobre todo en sus dos primeros tercios, la primera temporada de la serie tiene más bazas para gustar a los no aficionados que a los conocedores del personaje en las viñetas. Tan centrada en sus cuestiones pasionales y sentimentales como en las intrigas y la acción, es una apuesta segura de entretenimiento gracias a un reparto que en conjunto sabe ser lo suficientemente carismático, empezando por un Stephen Amell que, salvo algún tic evitable, encarna a la perfección está versión joven y modernizada del clásico personaje de DC. Aunque la serie tarda en despegar, la primera temporada consigue el aprobado porque su apuesta es sincera y se comprende desde su mismo inicio: no es literalmente un cómic, quiere beber de la imagen de superhéroe torturado que tanto se está vendiendo en estos días y se mueve a golpe de efecto y de cliffhanger (no siempre bien explicados pero casi siempre efectivos). Deja la sensación de que en la segunda temporada puede crecer y, al mismo tiempo, acercarse a la versión más reconocible del personaje en el cómic. No es poco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 26 julio, 2013 por en DC, Green Arrow, Televisión.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 231 seguidores

Archivos

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: